Skip to main content

Un Plan de Acción para conservar y usar la diversidad Mesoamericana

PAEM - Plan de Acción estratégico para Mesoamerica
PAEM - Plan de Acción estratégico para Mesoamerica

Bioversity International ha trabajado con más de 100 partes interesadas para desarrollar este plan de acción para fortalecer el papel de los recursos fitogenéticos en la adaptación al cambio climático en Mesoamérica. Disponible en Inglés y Español.

This article is also available in English

Mesoamérica es la cuna de una gran biodiversidad agrícola – maíz azul, frijoles rojos y negros, aguacates del tamaño de un huevo de avestruz; todos cultivos importantes para las culturas locales, la culinaria y los medios de subsistencia, y también para la seguridad alimentaria a nivel mundial.

¿Cómo sobrevivirán estos cultivos y sus parientes silvestres al cambio climático y al incremento del estrés ambiental? No hay duda de que la diversidad subyacente tiene el potencial de ayudar a los agricultores a adaptarse, y por que no, tal vez prosperar en escenarios impredecibles. Pero ¿qué pasa si los mecanismos actuales para asegurar el uso y la conservación de los recursos genéticos son limitados y descoordinados? Dado que los recursos genéticos y el estrés climático no están limitados por fronteras políticas, tiene sentido afrontar estos desafíos de manera conjunta utilizando esta rica diversidad genética.

En respuesta a esta situación, Bioversity International y sus socios han dedicado más de un año a recopilar datos y consultar con más de 100 actores regionales interesados en desarrollar un plan de acción para el fortalecimiento del rol de los recursos genéticos en la adaptación al cambio climático en Mesoamérica. El resultado es un mapa de ruta a 10 años, ahora disponible en inglés y español: 'PAEM – Plan de Acción estratégico para fortalecer la conservación y el uso de los recursos fitogenéticos Mesoamericanos para la adaptación de la agricultura al cambio climático'.

La formulación del Plan de Acción requirió de un diagnóstico científico exhaustivo sobre el estado actual de los recursos fitogenéticos en la región el que fué la base de las decisiones tomadas por el grupo de consulta. ¿Cuál es la diversidad genética que existe en la región? ¿Dónde están concentrados los parientes silvestres de los cultivos? ¿Cómo afectará el cambio climático las zonas donde se producen los cultivos importantes? Con el fin de hacer los datos manejables, el diagnóstico se enfocó en 10 acervos genéticos de cultivos, representando 26 especies de cultivos y más de 350 especies de parientes silvestres de los cultivos de Zea, Phaseolus, Manihot, Ipomoea, Cucurbita, Amaranthus, Capsicum, Carica, Persea y Tripsacum.

"Estamos muy complacidos de ver que el diagnóstico ya está siendo usado por los científicos de la región", dice Marleni Ramirez de Bioversity International y Coordinadora del PAEM. "El programa nacional de Guatemala por ejemplo, está usando este estudio para llenar los vacios de la colección de Cucúrbita y luego hará lo mismo con Capsicum".

El PAEM está cobrando impulso en toda la región. Ya ha sido adoptado por los Ministerios de Agricultura de la región a través del Concejo Centroamericano de Agricultura (CAC), y está guiando proyectos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). También está influenciando los planes nacionales de recursos genéticos – actualmente Guatemala está reformando su legislación nacional de semillas y está empezando un proyecto para apoyar los derechos de los agricultores teniendo en cuenta las acciones contenidas en el PAEM.

"El PAEM complementa y refuerza el plan nacional de Guatemala", dice Sergio Alonso del Programa Colaborativo de Fitomejoramiento Participativo en Mesoamérica. "Es un instrumento para plantear este tema ante los gobiernos y ampliar nuestras propias actividades a nivel nacional".

Muchos actores interesados, incluyendo agricultores, ONGs y académicos, que usualmente no son invitados a reuniones multisectoriales, acogieron el proceso participativo con mucho entusiasmo. "No solamente estamos creando alianzas entre diferentes sectores", dice Juanita Chávez del Tratado Internacional (TIRFAA). Sino también el PAEM está diciendo: "Hay que ser más coherentes entre sí, fortalecer las capacidades, y mejorar no sólo la colección y el conocimiento de sus propios recursos genéticos, sino también mejorar la documentación y hacer que la información sea de libre acceso."

Aunque solamente 10 acervos genéticos fueron priorizados en el diagnóstico científico por su importancia para la alimentación, los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria, las estrategias del PAEM son relevantes para todos los recursos fitogenéticos en la región y mas allá. La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación Agricultura de la FAO está considerando el PAEM para ayudar a afinar sus 'Lineamientos para la Preparación de las Estrategias Nacionales para los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura', los cuales servirán de guía a los gobiernos de Asia, África y América Latina.

Pero, primero que todo, las cosas ya están avanzando en Mesoamérica. "Nuestra región es muy rica en diversidad agrícola", dice William Solano del CATIE. "Estas directrices son la clave de  cómo podemos conservar y usar esos materiales. Lo que no conservamos y usamos, lo perdemos. Y si los perdemos, ¿cómo enfrentaremos los desafíos de la agricultura y el cambio climático?"

 

Descargue aquí el Plan de Acción Estratégico en español y inglés.

Para más información y documentos de apoyo, por favor visite: itzamna-mesoamerica.org

 

El Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura financió el desarrollo del PAEM por medio de su Fondo de Reparto de Beneficios. El PAEM contribuye al Programa de Investigación del CGIAR sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria. 

Back