Skip to main content

Los beneficios globales de conservar la biodiversidad agrícola

La biodiversidad agrícola es la base para la supervivencia y bienestar del ser humano; no obstante, se está perdiendo a un ritmo alarmante.

Mantener la agrobiodiversidad contribuye a garantizar la continuación de los procesos evolutivos existentes, proporcionando opciones a futuro para el cultivo de alimentos para todos nosotros, ante la amenaza del cambio climático y la aparición de nuevas plagas y enfermedades.

El valor de la biodiversidad agrícola

Los beneficios de la biodiversidad agrícola no están reflejados en su totalidad en el mercado, lo cual genera una inclinación en favor de los sistemas agrícolas orientados al comercio, a menudo altamente especializados en el monocultivo, diseñados para maximizar la productividad.

El desplazamiento ocasionado por esta tendencia hace que muchas especies importantes de la diversidad genética de plantas y animales (ganado) se vean cada vez más amenazadas ya que conservar la biodiversidad carece de atractivo desde el punto de vista comercial.

Recompensas por Servicios de Conservación de la Agrobiodiversidad (ReSCA)

La aplicación del esquema de Pagos por Servicios Ambientales (PSA) específicamente para la conservación de la biodiversidad agrícola (ReSCA) es una iniciativa novedosa liderada por Bioversity.

En la actualidad, Bioversity viene trabajando en Perú, Bolivia, Ecuador, Guatemala, México, India y Nepalcon el fin de probar el potencial de los concursos competitivos en la creación de estrategias costo-eficientes para conservar especies prioritarias en riesgo y al mismo tiempo mejorar los medios de vida de las comunidades agricultoras locales.

El pequeño agricultor como guardián de la diversidad

El hecho de encontrar valores no reconocidos de la biodiversidad agrícola en las plazas de mercado nos dice que ocasionalmente los pequeños agricultores de bajos recursos emprenden la conservación a nivel de finca de ciertas especies/variedades de cultivos, asumiendo su costo por razones distintas a la de simplemente obtener una alta productividad.

A menudo a los pequeños agricultores, en particular aquellos que viven en zonas marginales, les interesa más minimizar los riesgos que maximizar la productividad.

Necesitan alimentarse y alimentar a sus familias. La venta de su cosecha trae beneficios, pero no es la clave para lograr un medio de vida sostenible. Mantener, por ejemplo, varios cultivos diferentes es una práctica de diversificación que puede reducir el riesgo de pérdida total en caso tal que fracase la cosecha de un cultivo. Una especie/variedad particular puede además ser valiosa a nivel social y cultural, ser parte de la tradición culinaria o de ceremonias como las bodas.

Mantener la diversidad de cultivos a nivel ‘de finca’ incluso genera beneficios a nivel local, nacional o más aun a nivel internacional.

Incentivando a los agricultores para que conserven la biodiversidad

Los costos de mantener la diversidad para el beneficio local, nacional e internacional son actualmente asumidos por el pequeño agricultor. Esto no debe continuar así si deseamos asegurar unos niveles de conservación socialmente deseables para el bien público general y proteger los cultivos prioritarios que se encuentren en mayor riesgo de extinción.

Es necesario y urgente tanto reconocer el valor de la labor que llevan a cabo los agricultores por mantener esta agrobiodiversidad como proporcionar unos incentivos positivos que compensen sus esfuerzos adecuadamente (de conformidad con el Convenio sobre la Diversidad Biológica) —una forma de Pago por Servicios Ambientales (PSA).

Paquete de documento

conserve-quinoa-varieties.jpg

Serie de resúmenes de opciones regulatorias, hojas divulgativas, resultados del proyecto, notas técnicas y artículos publicados en revistas científicas  acerca del trabajo de Bioversity sobre el esquema de Recompensas por Servicios de Conservación de la Agrobiodiversidad (ReSCA o PACS en inglés)

Click here